Menu

Tratamiento para el cabello dañado: cómo salvar tu melena

¿Es posible reparar el cabello dañado? ¿Se puede recuperar el cabello seco y dañado sin tener que cortarlo? Te lo contamos.

Todo lo que necesitas saber sobre cómo tratar el cabello dañado

¿Tienes el cabello dañado? Aprende a identificarlo y descubre los mejores productos y consejos profesionales para recuperar tu melena. 

Cuál es un buen tratamiento para el cabello dañado?

¿Es posible reparar el cabello dañado? Todo el cabello que crece de nuestra cabeza es cabello muerto. Puede sonar desagradable, pero es cierto. La estructura de este cabello muerto puede dañarse por varios motivos (que explicaremos más adelante). Y, como es cabello muerto, no puede repararse solo.

Dicho esto, un buen tratamiento para el cabello dañado puede ayudar a restaurar la calidad del cabello rellenando su estructura, fortaleciendo la fibra y agregando una capa delgada de brillo protector para evitar un mayor debilitamiento. Un buen tratamiento para el cabello dañado hace esto sin sobrecargar el cabello o hacer que se vea grasoso.

¿Cómo puedes saber si tu cabello está dañado?

Un error muy común cuando se trata de problemas con el cabello es confundir el cabello seco y dañado, que son problemas distintos que deben tratarse de manera diferente.

Primero se debe comprender la estructura del cabello en sí. En el corazón de la fibra se encuentra la corteza del cabello, que contiene el color del cabello (melanina). Este núcleo está protegido por escamas superpuestas llamadas cutículas que, en un cabello sano normal, se apoyan unas contra otras para fortalecer el cabello y darle una apariencia uniforme y brillante. Cuando estas cutículas están dañadas o debilitadas, el núcleo queda expuesto y es vulnerable a romperse. Cuando el cabello muerto se rompe o se abren las puntas, el cabello se ve rizado y sin brillo.

Pueden tener síntomas similares (opacidad, frizz, textura gruesa) pero cabello seco y dañado no es lo mismo. El cabello seco se debe a la falta (o la eliminación) de aceites naturales que actúan como lubricantes a lo largo de la fibra capilar. Un estilista profesional podrá diagnosticar tu tipo de cabello con más detalle, pero en general, el cabello dañado se rompe fácilmente cuando se tira y tiene puntas abiertas visibles (debido a la fragilidad de las uniones), mientras que el cabello seco a menudo viene acompañado de escamas blancas de piel y una textura áspera.

 

 

Causas del cabello dañado

El cabello puede dañarse por múltiples razones. Los fenómenos ambientales cotidianos son una causa común: el viento puede enredar el cabello alrededor de sí mismo y hacer que las cutículas se raspen; los rayos UV del sol pueden quemar la fibra; las herramientas calientes pueden debilitar los enlaces que forman la estructura del cabello; la contaminación puede acumularse en la fibra y hacer que se rompa; y la coloración excesiva (o coloración incorrecta) puede dejar las cutículas permanentemente abiertas. Encontrar cómo hacer que la cutícula del cabello quede lisa es parte del proceso de tratamiento del cabello dañado.

 

 

Cómo reparar el cabello dañado: conoce tu nivel de daño en el salón

Nivel 1: con este nivel de daño, las escamas / cutículas del cabello son irregulares, encontrándose algunas de ellas levantadas o rotas; pero la corteza interna del cabello aún no está completamente expuesta. El cabello está ligeramente seco con menos brillo, color más apagado y puntas más delgadas.

Nivel 2: El daño capilar se aprecia en la abrasión de la cutícula, lo que significa que la capa externa se raspa y la corteza interna podría estar desprotegida y vulnerable al daño en algunas áreas de la fibra capilar. En este nivel de daño capilar, el número de capas de cutícula disminuye, apareciendo un gran número de escamas irregulares y elevadas y posiblemente una corteza expuesta. El cabello tendrá una textura rugosa, con una apariencia opaca, un equilibrio de color desigual y el desarrollo de puntas abiertas.
Este nivel de daño a veces se ve después de una coloración excesiva o de realizar la coloración en el hogar. La forma de reparar el daño del cabello causado por el tinte es a través de un servicio de color para eliminar los matices no deseados y un champú de tóner normal para mantener el cabello fresco.

Nivel 3: este es el nivel más alto de daño capilar. La cutícula está muy dañada y algunas partes se marchitaron por completo. La corteza está expuesta y puede debilitarse. En este nivel, la textura de la superficie del cabello es muy gruesa, deconstruida y sin brillo, color descolorido y puntas abiertas. Este nivel de daño se puede ocasionar por el calor debido el uso abusivo de las planchas.

¿Cuál es el mejor tratamiento para el cabello dañado?

¿Cuál es el mejor tratamiento para el cabello dañado? Además de prevenir el daño del cabello en primer lugar, hay productos para el cuidado del cabello formulados específicamente para el cabello dañado.

Si te tiñes el cabello (o vas a hacerlo), la protección contra daños comienza en el salón. Pregúntale a su estilista de L'Oréal Professionnel sobre SmartBond, un tratamiento de múltiples pasos aplicado durante el proceso de coloración que fortalece los lazos del cabello y sella el color para evitar daños en la cutícula.

El siguiente paso sería usar un tratamiento regular en casa para el cabello dañado. La gama de cuidado capilar Absolut Repair fue creada para soportar la fibra capilar desde la raíz hasta las puntas, infundiendo nutrientes y una capa protectora sin peso. Una o dos veces a la semana, deja la mascarilla Absolut Repair Golden durante 3-5 minutos y luego enjuaga bien para reparar el cabello dañado.

Para el cabello que ya ha sido dañado o que muestra signos de fragilidad, Pro Fiber ha sido formulado específicamente para tratar el cabello dañado y protegerlo contra nuevas agresiones.

 

 

Image credits: Getty Images - Moments - Andrea Volpi

;