Menu Buscar

Cuidados para pelo rizado: los tips para una rutina correcta

¿Cuáles son las buenas prácticas y los productos adecuados para cuidar una melena naturalmente rizada? He aquí nuestra prescripción profesional.

El pelo rizado tiene una doble cara: por un lado, se trata de uno de los looks más deseados (ya sabes que las ondas son una de las grandes tendencias) pero por otro, es uno de los cabellos que más cuidados necesitan. Y es que el pelo rizado tiene particularidades como estas...

El pelo rizado suele ser un cabello seco

¿Exceso de seco? Raramente un cabello rizado conoce este tipo de problemas. En contrapartida, de lo que sí es experto el de la deshidratación. Al igual que las plantas necesitan un buen riego para mostrarse expléndidas, los cabellos rizados también que requieren una buena rutina de hidratación para lucir su mejor cara.

Como rutina habitual, utilizaremos un champú y un acondicionador que se encuentren dentro de una gama de productos dedicados al cabello rizado, como Curl Contour o Intense Repair de L'Oréal Professionnel. También es imprescindible aportarle al cabello rizado una intensidad extra, al menos una vez a la semana, en forma de mascarilla, que dejaremos actuar al menos 15 minutos, o una aplicación de aceite para el pelo antes de ir a la ducha para hidratar el pelo en profundidad.

Un secado y styling adecuados

Después de haber lavado tu cabello rizado, es el momento de darle la forma adecuada. Antes de pasar a la etapa de secado (ya sea con secador o al aire) es fundamental recurrir a productos sin aclarado para rediseñar los rizos con precisión. Nosotras te recomendamos la crema Bouncy & Tender o la espuma Soft Curls de L'Oréal professionnel. Por otra parte, evitaremos cepillar nuestro cabello para no romper ni la fibra capilar (ya sabes que mojado, el cabello se muestra mucho más sensible) ni el movimiento creado.

Otro método testado y aprobado por las mejores beauty adictas es el "plopping" (o también conocido como "plunking"). Se trata de una técnica de secado, fácil y muy efectiva cuyo proceso es el siguiente: inclinamos nuestra cabeza hacia abajo y recogemos todo el cabello húmedo (pero no demasiado mojado) en la zona superior de la cabeza y lo enrollamos en una camiseta de algodón o una toalla de microfibras. Lo fijamos fuertemente y esperamos varias horas o incluso toda la noche hasta que se seque. También podemos recurrir a un toque de secador sobre nuestro bonito turbante para acelerar el proceso de secado. Una vez liberada nuestra melena nuestros rizos podrán presumir de unas preciosas curvas ya que se han secado de una forma natural, sin sufrir la fuerza de la gravedad,

Image credits: Pixelformula

Content created by Webedia

;