Menu Buscar

Rubio vs. Castaño: la batalla definitiva

Rubio vs. Castaño: la batalla definitiva por el color de cabello perfecto

Dos de las tendencias de coloración más populares son el cabello rubio y su versión más oscura, el cabello castaño (o moreno). ¿Cuál deberías probar? Te explicamos cómo saber si una coloración se adapta a tu tono de piel y cómo obtener el mejor resultado.

Coloración rubia vs. castaña: ¿Cuál es el tono perfecto para ti?

Para saber qué tono te favorecerá más, tienes que tener en cuenta los matices y rasgos de tu piel, no el color en sí de la misma. Algunas tenemos un trasfondo cálido en nuestra piel, otras, tonos fríos. Y algunas de nosotras yacemos en el medio.

Dicho esto, ¿ vas a ser rubia o morena?

¿Estás lista para elegir entre el cabello rubio o castaño?

¿Cuál es la diferencia científica entre el rubio y el moreno? La respuesta: el cabello más oscuro (castaño y negro) contiene más pigmento de melanina. Por eso, las rubias naturales tienen el pelo más fino que las morenas naturales, debido a que su pelo contiene menos melanina, pero a su vez cuentan con más pelo por cm² en el cuero cabelludo.

Esto explica por qué ir de rubio a castaño es relativamente fácil, mientras que ir de moreno a rubio es más difícil, ya que la melanina necesita ser eliminada en su mayoría antes de que el nuevo color se aplique en la parte superior.

Cómo saber qué tono de rubio o castaño se adapta mejor a ti

He aquí cómo saber qué matices tienes y qué tono de rubio o de moreno te conviene.

Tu tono es cálido si: te sienta mejor el oro que la plata, tus venas se ven verdes y si te favorecen los colores naranja, amarillo y verde oliva.

Tonos de cabello cálidos que te van bien: marrón miel, rubio dorado, castaño claro y oscuro. En definitiva, cualquier color con un toque de calidez.

Tu tono es frío si: te favorecen los tonos plateados, tus venas tienen un matiz azulado y te sienta bien el azul, el violeta y los colores más fríos.

Tonos de cabello fríos que quedarán de maravilla: rubio ceniza, castaño ceniza, rubio fresa y platino (evitar tonos amarillos y anaranjados).

Si te reconoces tanto en la categoría de calor como en la de frío, significa que tienes un tono neutro, o una combinación, en tu piel. Y esa es una buena noticia: ¡puedes lucir cualquier color de pelo rubio y castaño, quizás incluso rojos, negros y colores brillantes!

Rubia y morena con el ombré

¿Todavía no sabes si quieres el pelo rubio o castaño? ¿Por qué no optas por un look 2 en 1? Un ombré es la forma de pasar de un tono más oscuro a uno más claro (creando el efecto degradado), por lo que puedes ser tanto rubia como morena a la vez.

Obtén lo mejor de ambos con el balayage

Otra alternativa es preguntarle a tu colorista por la técnica del balayage. Esta supone la aplicación de tonos más claros y oscuros en lugares estratégicos a lo largo del cabello: tonos rubios más claros que iluminan el cabello de forma natural y tonos más oscuros para dar cuerpo y profundidad al mismo.

;